Incendios forestales: suciedades, desinformación y mala gestión · GURELUR

GURELUR - Fondo Navarro para la Protección del Medio Natural Manuel de Falla, 8
31005 Pamplona/Iruña
Tel.: 948 15 10 77 · 606 980 068
gurelur@bme.es

Organización sin ánimo de lucro
Año de fundación: 1991
Ámbito de actuación: Navarra

Hosting por Dinahosting

Estás en: Inicio » Castellano » Noticias » Incendios forestales: suciedades, desinformación y mala gestión

Anterior Siguiente
(0) 24/08/2012 18:15h
Incendio forestal en Sorauren
Incendio forestal en Sorauren

Incendios forestales: suciedades, desinformación y mala gestión

La desidia de Medio Ambiente y su mala gestión de nuestros montes causa número uno de los incendios forestales

Cuando se producen incendios forestales y se informa de los mismos en los medios de comunicación, con igual rapidez que se propaga el fuego en las maltratadas masas forestales, salen a la palestra todo tipo de personas exigiendo la “limpieza” de los montes y la construcción de pistas cortafuegos, entre otras impactantes actuaciones con el argumento de que el monte está “sucio”. Lo que estas desinformadas y aceleradas personas entienden por “limpieza” de los montes es la eliminación sistemática del sotobosque –vegetación de porte medio y bajo- por considerar que su existencia “ensucia” las masas forestales y son la causa de los incendios que tanto daño están ocasionado al medio ambiente en todas regiones del planeta tierra.

Lo que no saben las personas que reclaman las actuaciones citadas es que lo que ellos llaman suciedad es en realidad una parte importante e imprescindible de nuestros bosques y que su eliminación convierte a un bosque en un mero monocultivo de madera y que su eliminación propicia los incendios, además claro está de la acción criminal del tarado que le prende fuego. La eliminación de la vegetación que acompaña a los árboles favorece los incendios en la mayoría de los casos, ya que cuando un bosque cuenta con todas las herramientas, incluido el sotobosque, debido a la evolución de miles de años, está preparado para soportar y recuperarse sin intervención del hombre del ataque de los incendios.

Un ejemplo muy cercano de lo comentado lo tenemos en las laderas del monte Ezkaba. En los últimos años, técnicos forestales del Gobierno de Navarra imbuidos en la ignorancia y en el desprecio por el medio ambiente de este emblemático monte, procedieron a la eliminación del sotobosque de sus masas forestales con la excusa de trabajar en prevención de los incendios forestales. Con la eliminación del matorral y de la vegetación de porte herbáceo, eliminaron la avena cantábrica existente en sus laderas. Esta herbácea está considerada como un bombero natural, ya que acumula agua en sus tallos, lo que dificulta que arda si se produce un incendio, pudiendo llegar a controlar el incendio si es de baja intensidad. Además, con su eliminación se favoreció el rápido desarrollo del lastón, hierba altamente inflamable, motivo por el cual ha sido utilizado desde tiempos inmemorables como yesca para encender fuego.

Por otro lado, el sotobosque es del todo punto imprescindible para el mantenimiento sanitario de los bosques y de su biodiversidad. Entre su vegetación viven multitud de especies que controlan de forma gratuita y natural las poblaciones de insectos que se alimentan de los brotes, hojas y savia de los árboles. Caso de no ser controlados acabarían causando graves e irreversibles daños en las masas forestales.

Los incendios forestales se producen, además de por la acción criminal del hombre, por una mala gestión de los bosques por parte de los técnicos y responsables políticos encargados de conservar nuestros montes. Estos gestores, en su afán de priorizar la explotación maderera por encima del resto de los usos de los bosques, eliminan los valores naturales de los mismos con la destrucción del sotobosque, con el uso de fitosanitarios no selectivos, con la desmesurada construcción de pistas forestales y de cortafuegos, y con la plantación de monocultivos de especies alóctonas propensas al fuego.

Por tanto, si queremos evitar en gran medida los incendios forestales debemos exigir la conservación de la vegetación autóctona de nuestros bosques, incluido el sotobosque; impedir el tránsito de vehículos y personas por las numerosas e innecesarias pistas forestales que fraccionan los bosques navarros; eliminar las malas prácticas forestales que dejan a nuestros montes a merced del tarado de turno; y perseguir y castigar conforme a la ley a los causantes de los atroces incendios que asolan los bosques con total impunidad. Las administraciones y los medios de comunicación deben de trabajar por eliminar de una vez por todas el que se siga llamando suciedad a la vegetación natural y que se culpe de los incendios a su presencia.

Anterior Siguiente
Uncategorized

Comentarios sobre esta noticia (0)

Haz tus comentarios sobre esta noticia.

Todos los campos son obligatorios. Los comentarios serán revisados antes de su publicación. Su email sólo será utilizado para informarle del estado de su comentario, en ningún caso será publicado ni proporcionado a terceros. Etiquetas Xhtml permitidas: <strong>, <em>, <a>

Código de seguridad, escriba el texto mostrado en la imagen.
Home Izquierda
Hazte Socio!
Voluntariado
Circular Gurelur
Revista Gurelur

Circular - Aviso Legal - Revista de Gurelur - `PINTOR - Mapa Web - Accesibilidad - Diseñador Web Diseño web profesional