Gurelur advierte sobre la pandemia ambiental que sufrimos y que se puede agravar con el “Plan Reactivar Navarra” · GURELUR

GURELUR - Fondo Navarro para la Protección del Medio Natural Manuel de Falla, 8
31005 Pamplona/Iruña
Tel.: 948 15 10 77 · 606 980 068
gurelur@bme.es

Organización sin ánimo de lucro
Año de fundación: 1991
Ámbito de actuación: Navarra

Hosting por Logo Dinahosting

Estás en: Inicio » Castellano » Noticias » Gurelur advierte sobre la pandemia ambiental que sufrimos y que se puede agravar con el “Plan Reactivar Navarra”

Anterior Siguiente
(0) 11/06/2020 13:44h

Gurelur advierte sobre la pandemia ambiental que sufrimos y que se puede agravar con el “Plan Reactivar Navarra”

Destrucción de la naturaleza por las energias renovables
Destrucción de la naturaleza por las energias renovables

Con la excusa del cambio climático, empresarios sin escrúpulos y políticos ignorantes e insensibles están acabando con los útlimos reductos de la naturaleza navarra que se había librado de la codicia eólica. Tras haber arrasado la naturaleza de la Zona Media y de la Ribera, ahora han puesto sus ojos en la zona norte. Cuando se inició el desarrollo de la energía eólica tanto empresarios como administración tenían claro que no se podían instalar centrales en la Zona Norte por las insostenibles afecciones que causarían a sus valores naturales y paisajísticos. Ahora todo vale.

Gurelur advirtió a las entidades participantes en la última reunión del CES, en la que se trató sobre las medidas recogidas en el Plan de Reactivación de Navarra, la pandemia ambiental que está degradando el medio ambiente navarro, cuyas afecciones se agravarán si se sigue apostando por las dañinas actuaciones que están llevando a cabo con la excusa de la producción de energías renovables y el cambio climático.
 
En uno de los puntos del Plan el Gobierno habla de “cambio en la relación con el medio ambiente e impacto con el cambio climático”. Y esto lo propone un gobierno que en estos momentos está permitiendo y apoyando la industrialización de los escasos espacios naturales que hasta la fecha se habían librado del azote eólico. La construcción descontrolada de centrales eólicas conlleva la construcción en espacios naturales de carreteras, pistas, edificios, talas de centenares de hectáreas de vegetación, construcción de monstruosos aerogeneradores de más de 100 metros de altura y tendidos eléctricos que discurren entre bosques en los que previamente han procedido a la tala de los árboles que les molestan para sus fines económicos. 
 
Estas insostenibles construcciones se están ubicando en estos momentos en zonas de Navarra que, desde el comienzo del desarrollo de la energía eólica en nuestra Comunidad, se excluyeron como zonas susceptibles de acoger una central eólica por parte de la administración y de las empresas promotoras por considerar que su alto valor ambiental y paisajístico eran incompatibles con la producción de energía eólica. Los promotores eólicos y las administraciones navarras quieren vender como limpia y renovable esta energía, cuando el desarrollo de la misma, tal como se está realizando, supone el mayor impacto ambiental de las últimas décadas en nuestra Comunidad.
 
La mayoría de los proyectos ejecutados y previstos conculcan groseramente las normativas que regulan el desarrollo de la energía eólica, principalmente la Ley 2/93 de Protección de la Fauna Silvestre y sus Hábitats que se desarrolló por otros Gobiernos, observantes de las leyes ambientales, precisamente para evitar la muerte de miles de ejemplares de especies protegidas por colisión con los aerogeneradores y tendidos, tal como demuestran los estudios encargados por el propio Gobierno de Navarra.

Nos estamos quedando sin fauna por culpa de la eólica
Nos estamos quedando sin fauna por culpa de la eólica

Para la construcción de una central eólica se consume una cantidad enorme de energía proveniente de combustibles fósiles con lo que eso lleva de contaminación. Se liberan grandes cantidades de CO2 a la atmósfera al talar millones de arbustos y miles de árboles, deforestación que se realiza inexcusablemente en todos los proyectos eólicos, ya que la mayoría de las centrales las ubican en zonas y altas y arboladas. Una vez que se produce esta energía, según responsables de Red Eléctrica Española, no saben qué hacer con esta impredecible energía, por lo que es fácil de entender que este tipo de energía se desperdicia por no poder entrar en las cadenas de distribución eléctrica.
 
El futuro de la energía eólica en Navarra pasa inexcusablemente por la repotenciación de los obsoletos rotoresde las centrales eólicas actualmente en funcionamiento, la implantación de nuevos sistemas de producción de energía eólica que no afecten a las aves y el desarrollo de la energía eólica en las zonas donde consume, tales como polígonos industriales y urbanizaciones.
 
Si dentro del “Plan Reactivar Navarra” no racionalizan los proyectos eólicos que se quieren desarrollar al amparo del mismo, contarán con el rechazo de Gurelur, ya que no podemos ni debemos sostener y agravar la pandemia que tanto daño está haciendo a la maltratada naturaleza navarra.

Anterior Siguiente
Uncategorized

Comentarios sobre esta noticia (0)

Haz tus comentarios sobre esta noticia.

Todos los campos son obligatorios. Los comentarios serán revisados antes de su publicación. Su email sólo será utilizado para informarle del estado de su comentario, en ningún caso será publicado ni proporcionado a terceros. Etiquetas Xhtml permitidas: <strong>, <em>, <a>

Código de seguridad, escriba el texto mostrado en la imagen.
Home Izquierda
Hazte Socio!
Voluntariado
Circular Gurelur
Revista Gurelur

Circular - Aviso Legal - Revista de Gurelur - Boletines - Chandríos legislatura - Mapa Web - Accesibilidad - Diseñador Web Diseño web profesional