Gurelur denuncia ante el Director General de Medio Ambiente las autorizaciones para la caza ilegal de fauna silvestre en el Señorío de Bertiz · GURELUR

GURELUR - Fondo Navarro para la Protección del Medio Natural Manuel de Falla, 8
31005 Pamplona/Iruña
Tel.: 948 15 10 77 · 606 980 068
gurelur@bme.es

Organización sin ánimo de lucro
Año de fundación: 1991
Ámbito de actuación: Navarra

Hosting por Dinahosting

Estás en: Inicio » Castellano » Noticias » Gurelur denuncia ante el Director General de Medio Ambiente las autorizaciones para la caza ilegal de fauna silvestre en el Señorío de Bertiz

Anterior Siguiente
(0) 16/01/2012 18:06h
Enrique Castién obsceno cetrero y cazador de arco
Enrique Castién obsceno cetrero y cazador de arco

Gurelur denuncia ante el Director General de Medio Ambiente las autorizaciones para la caza ilegal de fauna silvestre en el Señorío de Bertiz

El funcionario Enrique Castién con la complicidad de Enrique Eraso, Jefe del Servicio, se concede para él y para sus amigos autorizaciones ilegales

Gurelur ha denunciado ante el Director General de Medio Ambiente las autorizaciones para la caza ilegal de fauna silvestre en el Señorío Bertiz Gurelur ha presentado una denuncia ante el Director General de Medio Ambiente por las ilegales autorizaciones concedidas, por el Jefe del Servicio, Enrique Eraso a su subordinado y Jefe del Negociado de Gestión Cinegética, Enrique Castién, para la caza de corzos, ciervos y jabalíes en el espacio protegido del Señorío de Bertiz. Las citadas autorizaciones son del todo punto ilegal y los funcionarios implicados en las mismas, a juicio de Gurelur, han incurrido en actos ilegales, como prevaricación y nepotismo.

La escasa documentación relacionada con el tema demuestra que las autorizaciones se han concedido de forma totalmente irregular y que el único motivo ha sido el permitir al funcionario Castién y a sus amigos del arco matar animales en un espacio en el que no se pude autorizar nunca la caza, tal como recoge el Plan Rector del Señorío de Bertiz. Esta prohibición también está recogida en el testamento del antiguo propietario de este singular espacio, Pedro Ciga, que en 1949 donó la finca a Diputación con la exigencia de conservarla sin variar sus características, cosa que no se ha cumplido por los responsables políticos del Departamento de Medio Ambiente que utilizan este espacio como si fuera su cortijo.

Además de que no se puede cazar legalmente en este espacio, las autorizaciones concedidas son un compendio de irregularidades, como el que no se recojan los motivos científicos o de gestión que motivan permitir la caza en un espacio de estas características; tampoco se han trasladado las mismas al guarderío de medio ambiente y al resto de las policías ambientales; no han sometido este tema a la consideración de los miembros del Patronato del Señorío de Bertiz con la clara intención de ocultarnos estas obscenas matanzas a los que formamos parte del citado órgano.

Por otro lado, las matanzas de fauna autorizadas por Medio Ambiente se han producido en época de cría lo que contraviene la Directiva de Aves, la Ley Estatal 4/89 y la Ley Foral 2/93, que en su artículo 8º prohíbe entre otras actuaciones alterar las áreas de cría. Recordemos que el inductor y beneficiario de las citas autorizaciones es un funcionario del Departamento de Medio Ambiente que debe velar por el cumplimiento de la leyes y no conculcar para divertimento suyo y de los miembros de su sociedad de cazadores de Arco.

Las afirmaciones realizadas por los funcionarios implicados en estas obscenas matanzas, de que las mismas se han realizado por existir un exceso poblacional de las especies afectadas es mentira, ya que no hay ni un solo estudio que lo pruebe, incluido el realizado por la administración en el año 2008.

Todas las personas que han trabajado en este espacio protegido y los cazadores de los cotos de los alrededores saben que no existe ningún problema de superpoblación de ninguna de las especies antes citadas. Todo lo contrario. Los remanentes poblacionales de los corzos, ciervos y jabalíes lo que vienen haciendo es desplazarse hasta los cotos de los alrededores, tras ser expulsados del Señorío por los ejemplares adultos, no existiendo por tanto ningún problema de exceso poblacional.

Además de la citada denuncia, Gurelur ha solicitado la urgente reunión del Patronato del Señorío de Bertiz para tratar este tema, ya que por Ley, la Administración debe someter a este órgano de participación social cualquier actuación que se pretenda llevar a cabo en este espacio protegido y mucho más si es de la trascendencia legal y de gestión como es la realización de una actividad prohibida.

Anterior Siguiente
Uncategorized

Comentarios sobre esta noticia (0)

Haz tus comentarios sobre esta noticia.

Todos los campos son obligatorios. Los comentarios serán revisados antes de su publicación. Su email sólo será utilizado para informarle del estado de su comentario, en ningún caso será publicado ni proporcionado a terceros. Etiquetas Xhtml permitidas: <strong>, <em>, <a>

Código de seguridad, escriba el texto mostrado en la imagen.
Home Izquierda
Hazte Socio!
Voluntariado
Circular Gurelur
Revista Gurelur

Circular - Aviso Legal - Revista de Gurelur - `PINTOR - Mapa Web - Accesibilidad - Diseñador Web Diseño web profesional