Qué pasa en el Centro de Recuperación de Ilundain · GURELUR

GURELUR - Fondo Navarro para la Protección del Medio Natural Manuel de Falla, 8
31005 Pamplona/Iruña
Tel.: 948 15 10 77 · 606 980 068
gurelur@bme.es

Organización sin ánimo de lucro
Año de fundación: 1991
Ámbito de actuación: Navarra

Hosting por Dinahosting

Estás en: Inicio » Castellano » Fechorías Ambientales » Qué pasa en el Centro de Recuperación de Ilundain

El responsable del Centro no recoge todos los animales con necesidad de atención

Buitres y cigüeñas abandonados a su suerte
Buitres y cigüeñas abandonados a su suerte

En la década de los 80, personas amantes de la naturaleza iniciaron en Navarra las labores de recogida y atención de fauna silvestre con necesidad de atención. Las causas que motivaron la puesta en marcha de esta actividad fue el aumento del número de animales heridos o enfermos que entregaban los ciudadanos para su cura y la inexistencia de un centro de recuperación en nuestra Comunidad.
 
Tras varios años de trabajar en precario y con la colaboración inestimable de decenas de voluntarios, entre ellos biólogos y veterinarios expertos en fauna, en el año 1989 se puso en marcha el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de Ilundain. La elección del lugar, el diseño y la construcción de la mayoría de las instalaciones corrieron a cargo de Gurelur, dada su amplia experiencia en la materia, no en vano la mayoría de las personas que iniciaron estos trabajos pertenecen a Gurelur. En el año 1998 el personal del centro recogió y trató 650 ejemplares de fauna protegida y otros tantos ejemplares de especies no protegidas o pajaricos protegidos, a los que poco se puede hacer por su pequeño tamaño y por sus requerimientos biológicos.
 
En el año 1999 el Gobierno de Navarra pasó a gestionar directamente el centro de recuperación, tras expulsar a Gurelur del mismo por negarse a obedecer las órdenes recibidas del Departamento de Medio Ambiente de dejar de atender a los ejemplares que entrasen en el Centro por causas naturales, unos 400 al año nada menos. Estas órdenes se pueden ver en el PDF que sigue.

Suelta de jóvenes de cigüeña tras su tratamiento por Gurelur
Suelta de jóvenes de cigüeña tras su tratamiento por Gurelur

Desde que el Gobierno de Navarra “gestiona” el centro de recuperación, han sido muchas las veces que ciudadanos, que han puesto en conocimiento del Gobierno la recogida o aparición de un animal herido o enfermo,  observan con decepción como los responsables del centro no proceden a la recogida del animal necesitado de atención, condenándolo con ello a una muerte dolorosa. Las especies más afectadas por este delictivo comportamiento son el buitre leonado y la cigüeña blanca, aunque por desgracia también se han dejado de recoger otras especies como lechuzas y ratoneros. Algunos de estos hechos son denunciados a Gurelur por los ciudadanos que se han dirigido al 112 tras ser informados por Gurelur, y han observado como no recogían al animal con necesidad de atención, pricipalmente ejemplares jóvenes de buitres y cigüeñas.
   
Para tener una mayor y necesaria información de lo que se está ocurriendo con la gestión de la fauna navarra con necesidad de atención, Gurelur solicitó a Medio Ambiente información sobre los animales tratados y sobre los costos que genera esta actividad, en el período correspondiente a los años 2012-2016. Los resultados de los datos son demoledores y confirman lo que hemos venido conociendo a través de varias fuentes durante estos años.

Qué están haciendo con los buitres con necesidad de atención

Buitres abandonados a su suerte en un muladar
Buitres abandonados a su suerte en un muladar

Los responsables del centro no recogen todos los jóvenes de buitre leonado de los que tienen conocimiento, dejándolos en el sitio donde aparecen, o llevándolos a un muladar, donde mueren por hambre entre dolorosos estertores. La principal causa de recogida de esta especie, cuando se realiza claro, son los ejemplares que sufren un avanzado estado de desnutrición, que les impide remontar el vuelo una vez que se posan en el suelo. La mayoría de los jóvenes de buitre que se recogen por esta causa pesan unos 5 kilos, cuando salen del nido con unos 8 kilos. Para recuperar a un buitre con esta afección, hay que dedicarle unos dos meses de trabajo por personal experto, en los que hay que recuperar su sistema digestivo.
 
En el año 2012 se recogieron 54 ejemplares en el centro, pasando a recoger solamente 11 ejemplares en el año 2015 y 16 en el año 2016. Durante todo el período estudiado 2012-2016 la población reproductora de buitre leonado en Navarra se ha mantenido, datos del Gobierno de Navarra, por lo que no se puede achacar la reducción en la entrada de buitres en el centro de recuperación a un retroceso en su población reproductora. Simplemente no se están recogiendo los ejemplares con necesidad de atención de los que tienen conocimiento.

Qué están haciendo con las cigüeñas con necesidad de atención

Otra especie que viene sufriendo del repudiable comportamiento del responsable del centro de recuperación es la cigüeña blanca. La principal causa de recogida de esta especie son los golpes que sufren los jóvenes al caer del nido y los que se dan en sus primeros vuelos con edificios, antenas, y tendidos. La mayoría de las veces sólo sufren pequeñas heridas y raspazos que les imposibilita momentáneamente reemprender el vuelo. Estos ejemplares responden muy bien al manejo en cautividad, dado que entran muy bien a comer y no se troquelan durante su tratamiento, lo que garantiza su reintroducción en la naturaleza una vez recuperados de sus heridas.
  
En el año 1998, con una población reproductora de 250 parejas, se recogieron 46 ejemplares de cigüeña. En el año 2012, con una población reproductora de 889 parejas, sólo se recogieron 40 ejemplares. En 2013 18 ejemplares, con una población reproductora de 914 parejas. Por último, el año 2016, 30 ejemplares, con una población reproductora de 946.
 
La población reproductora de cigüeña blanca en Navarra, durante el período estudiado, experimentó un aumento espectacular de su población, por lo que no se puede achacar lo que está ocurriendo con esta especie a un descanso poblacional. Simplemente no se están recogiendo los ejemplares con necesidad de atención de los que tienen conocimiento. Durante este período Gurelur, que sigue recibiendo llamadas de ciudadanos comunicando la aparición de animales con necesidad de atención, ha podido detectar que los números de cigüeñas recogidas no se corresponden con las llamadas desviadas al 112. 

Muchas irregularidades en las partidas económicas del Centro de Ilundain

Durante el estudio de la información sobre las partidas económicas del Centro de Recuperación de Fauna, hemos podido comprobar, con las cifras aportadas por la Consejería, que durante el año 2016 se ha producido un aumento del 88% en el dinero destinado a personal. Este aumento es injustificable y desproporcional, dado que no ha habido un aumento en el tratamiento de animales que lo justifique. También ha habido un aumento injustificado en el apartado de kilometraje, habiendo pasado de los 1.400 euros en el año 2012, donde se recogieron 644 animales, a los 12.000 euros del año 2016, donde se recogieron 587 ejemplares, o sea 57 ejemplares menos. De estos datos, aportados por Medio Ambiente, se desprende que la gestión económica del Centro de Ilundain, en principio, es totalmente irregular, y entendemos también que la misma puede llegar a ser delictiva, por ello se ha puesto en conocimiento de la fiscalía los hechos.

Circular - Aviso Legal - Revista de Gurelur - `PINTOR - Mapa Web - Accesibilidad - Diseñador Web Diseño web profesional